Confinamiento y presbicia | Marta Montoya Óptica

Desde que el pasado 15 de marzo se decretara el estado de alerta sanitaria por la COVID-19 y con él, entrase en vigor el confinamiento, muchas cosas han cambiado en tu vida. Esta situación, totalmente nueva para la sociedad, no solo ha modificado tus hábitos diarios, sino que también ha pasado factura a tu salud visual, especialmente si sufres de presbicia o vista cansada. ¿Lo has notado?

Los efectos en tus ojos de permanecer en casa por la cuarentena

Es posible que hayas notado las consecuencias de la cuarentena en tus ojos. ¿Te cuesta enfocar aquellos objetos que están a varios metros de distancia? ¿Padeces de dolores de cabeza? ¿Sufres de visión doble? Si has respondido a cualquiera de estas preguntas de forma positiva, presta atención porque no eres el único.

Todo lo contrario. Son muchas las personas que aseguran que, tras los últimos dos meses sin salir a la calle, ven peor que antes de iniciar el aislamiento. Los especialistas tienen una explicación para este fenómeno: apuntan al excesivo uso de pantallas, como las de ordenadores, tablets y teléfonos móviles.

Ante la imposibilidad de llevar a cabo otras actividades, Internet se ha convertido en un refugio en el que evadirse. Así lo prueba el incremento del 35 % de navegación registrado por la compañía Telefónica, solo durante las dos primeras semanas de confinamiento.

Los ojos se han tenido que adaptar a las distancias cortas o intermedias

Reconócelo, a ti también te ha pasado. Tu tiempo ha transcurrido entre redes sociales, películas, eBooks y otras distracciones digitales. Tus ojos se han tenido que adaptar a distancias cortas e intermedias, renunciando a las largas, mientras que la luz artificial ha pasado a sustituir casi por completo a la natural. Como consecuencia, también se ha reducido el número de veces que parpadeas por minuto, lo que provoca desecamiento y, como resultado, enrojecimiento y otras molestias.

Así mismo el músculo ciliar, aquel músculo del ojo formado por fibras circulares y longitudinales cuya función en adaptar la visión y el enfoque a las diferentes distancias, también ha sufrido las consecuencias del confinamiento, ejercitándose en menor medida.

Aquellas personas aquejadas de miopía, presbicia y vista cansada han sido las que se han visto más afectadas con diferencia. No es extraño que tus dioptrías aumenten después de este periodo. Si notas que ya no ves igual que antes con tus gafas de vista, es más que probable que a ti también te esté ocurriendo.

Cómo contrarrestar las consecuencias del confinamiento en tus ojos

Ahora que ya sabes por qué tu visión ha experimentado cierto empeoramiento en los últimos meses, es el momento de que sigas una serie de consejos para frenar estos efectos, especialmente si sufres de presbicia. A continuación, puedes descubrir una serie de sencillos gestos y trucos que te ayudarán. Todos ellos están avalados por expertos.

1. Trata de realizar paseos al aire libre. Con la desescalada ya en marcha, puedes aprovechar la franja horaria en la que tienes permitido salir de casa para disfrutar de una caminata u otro tipo de ejercicio físico. Trata de adaptar tu visión a larga distancia. Puede que al principio te requiera de mayor esfuerzo que antes, pero poco a poco irás mejorando.

2. Fuérzate a parpadear cuando estés trabajando delante de una pantalla o consultando cualquier contenido. De este modo, evitarás que los ojos se deshidraten, acaben enrojecidos y notes picor.

3. Si estás sentado trabajando ante el ordenador, leyendo una novela en tu tablet o consultando tus redes sociales en tu móvil, realiza descansos cada cierto tiempo. Los especialistas aconsejan llevarlos a cabo cada 20 minutos. En ese paréntesis, trata de mirar por la ventana o fijar tu vista en elementos que se hallen lo más lejos posible.

4. Consulta con tu óptica de confianza para que su equipo de profesionales pueda evaluar tu caso y realizarte una revisión. Es el mejor modo de saber cómo te está afectando el permanecer en tu hogar. Si sufres de presbicia, necesitas unas gafas o cambiar las actuales, se ocuparán de decirte la graduación exacta que necesitas y buscar un modelo de calidad.

No juegues con tu salud visual y ponte siempre en manos de profesionales cualificados como los que forman parte del equipo de Marta Montoya Óptica.